Retratos. Obras maestras del Centre Pompidou

por el 02/10/12 at 1:15 pm

Modigliani. Retrato de Dédie, 1918. Centre Pompidou

Modigliani. Retrato de Dédie, 1918. Centre Pompidou

 

Pablo Picasso. Mujer con sombrero, 1935 

Para completar el trabajo sobre los autorretratos, http://artelibre.diariolibre.com/?p=982, presentamos la excelente exposición sobre retratos, obras maestras del Centre Pompidou, que se está presentando en la fundación Mapfre de Madrid.

Chaïm Soutine. El botones, 1925

 

Una de nuestras lectoras, Hortensia Viñes, nos escribió en el reportaje sobre el autorretrato algo sumamente interesante, decía que “…Nadie puede verse a si mismo como realmente es, so pena de caer en depresión. Hay que inventarse un alter ego, para retratarse o para salir de la cama cada mañana.” Y verdaderamente es una excelente visión sobre el autorretrato y el retrato, todo ejercicio de representar personas o a sí mismo es una tarea ardua y delatora que nos muestra del artista su peculiar forma de ver a sus congéneres y a sí mismo. Süleyman Celebi dijo a uno de sus retratados “He hecho de tu persona un espejo de mi persona”.

John Currin. La marroquí, 2001

En la exposición de las obras maestras del Pompidou se presenta una galería de los grandes maestros, y allí vemos de todo, es como se ven, como ven a sus amigos, familiares y relacionados, y en definitiva es como los debemos ver a ellos; sus técnicas, sus trucos, sus aciertos y errores, y mayormente sus genialidades como artesanos. Son los pintores maestros que han marcado la historia del arte de las últimas décadas. Cada una de esas obras son sus espejos, sus huellas digitales que les delatan y encumbran a los museos y antologías de los Maestros de la pintura.

Zoran Muié, autorretrato 1988

La muestra presenta un amplio y variado número de obras, más de 80 piezas, incluidas algunas esculturas. Son  retratos psicológicos, sociológicos o simplemente ejercicios de maestros para presentar la personalidad, la imagen ante los otros que ellos captaron de sus objetos de dibujo y pintura. “Ya se le parecerá” fue la respuesta que Picasso dio al hermano de Gertrude Stein ante la muestra de incredulidad cuando le mostró el retrato de su hermana. Y esa sensación y expresión de extrañeza es la que temen los pintores cuando muestran su trabajo de retratista a los retratados, porque nunca están lo suficientemente convencidos, y pareciera que mantienen un monólogo interior que les dicen que  “ese de ahí no se parece mucho a mi, que vaina”. Es que a veces son más bien promesas de rostros.

A partir del siglo XIX, según Alberto Manzano Martos, el retrato se transforma. Se pone el acento en el individuo en si, sin connotaciones ulteriores. Con la irrupción de la fotografía, carece de sentido la representación exacta del retratado, y el creador tiene más libertad a la hora de realizar su obra. En muchas ocasiones se prescinde del parecido físico, a la vez que la modernidad rompe con el principio de congelación de la vida psíquica y corporal impuesta en los retratos solemnes e introduce el movimiento.

Tamara de Lempicka. Kizette en el Balcón, 1927

Para la exposición, se ha publicado un catálogo científico que recoge los ensayos del comisario de la muestra, Jean-Michel Bouhours, así como los célebres historiadores de arte y estética Jean Clair, Rafael Argullol e Itzhak Goldberg. El catálogo se completa con la reproducción de las ochenta obras de la exposición, acompañada de su ficha catalográfica completa y los estudios de especialistas, así como de una breve biografía de los artistas presentados.

Antonio Saura. Retrato imaginario de Tintoretto, 1967

Una respuestas to “Retratos. Obras maestras del Centre Pompidou”

  1. Isis

    Oct 2nd, 2012

    Muy buenos retratos. pero ninguno se compara a los autorretratos de Rembrandt.

Deja un comentario