Carlos de Castro: Tarde de Luces e Ironías en una paleta

por el 27/10/12 at 4:50 pm

 Carlos de Castro

Por Fernando Casanova y Llaca

 

Rubia con sombrero. Carlos de Castro

Carlos de Castro pinta toros, toreros, majas, bailes caribeños, financieros o políticos con sombreros de copa alta, retratos y autorretratos, entre otros muchos temas. Una amplia variedad de alguien que ha vivido en muchos sitios y ha experimentado mucha vida. Todos sus temas tienen fuerza, no hay uno predominante; esto se deberá a que cuando los pintaba eran el tema principal en su vida, y así le salen, con fuerza y lograda factura.

De Castro tiene una larga trayectoria y ha exhibido, con éxito, en varios países europeos y del Caribe. En cada presentación ha mostrado obras muy personales, y que son, desde un punto de vista estilístico, figurativas y llenas de color. Madrid, Santo Domingo, La Habana, Londres, o Trinidad y Tobago son lugares que han visto su obra. Exposiciones con títulos tan sugerentes como: Tarde de Luces en La Habana, Ironías, Toreros, dan indicios de por donde van sus preferencias vitales. En su producción artística vemos desfilar personajes irónicos, con sombreros de copas altas, rostros en transparencias, damas con elegantes peinados o peinetas, que bien podrían ser señoronas o putas de salón; así como a despreocupados bailarines a orillas de la playa. Mundos llenos de vidas, misterios y colores.

A la orilla del mar.

¿De qué se ríen?. Carlos de Castro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ricardo Ramón Jarne, escribió sobre sus “Toreros” lo siguiente “La tarde estaba calurosa, el humo de los cigarros invadía con su aroma el graderío, mezclado con el perfume Maderas de Oriente de las ilustres señoras que ocupaban el palco central. La banda ofrecía alegres pasodobles y los areneros ponían planitud en la encrespada superficie del ruedo. Toda la plaza se llenaba de multitud, engalanada de domingo, ansiosa por ver el espectáculo. Carlos de Castro entraba en la Capilla para encomendar su suerte a nuestra madre Esperanza de Triana y al Cristo del Amor. En la puerta de chiqueros una sombra cortaba como una guadaña la cegadora luz del sol. En un burladero del callejón tomaban sus aposentos Otto Dix, Max Beckmann, Heckel, Grosz, Kirchner, Solana, Julio Romero de Torres y tímidamente aparecía la pequeña cabeza de Toulouse Lautrec, todos amigos todos muy importantes para Carlos, que aunque maestro, siempre consideró que su arte tenía muchas deudas con ellos. Se inicia el paseíllo. El maestro de Castro, de grana y oro, con un ligero sudor que le resbala por la frente, hecha un vistazo al graderío que en un efecto óptico y por la incidencia del sol en sus pupilas se convierte en un enorme cilindro bullicioso y amenazante Suena el clarín y sale un toro negro bragado que clava sus ojos en el capote de Carlos que dibuja de manera segura los trazos de una faena que está a punto de comenzar. El maestro sitúa su capote como un pincel y poco a poco con lentitud, va forjando una faena en la que el arte supera a la temeridad, con quietud y pies juntos. De Castro lanza una verónica tras otra de color y como si nada recoge su capote con una media que deja al toro cortado sin saber donde ha ido a parar el engaño. Cuando salen los picadores, de castro pincela unos farolillos, para acabar por manteles acercando el toro al caballo, pero, eso sí, desde la segunda raya de picadores para que el toro llegue con fuerza y empuje con rabia el peto del caballo. Otto Dix mira con placer el arte de De Castro, y Picasso fumándose un puro le comenta a Hemingway que esta faena sería del gusto de Solano por el dramatismo y de Valle-Inclán por los tipos…¨ RRJ.

Torero (boceto). Carlos de Castro

Así de certera fue la visión que tuvo Ricardo Ramón del aire de verdadero regusto taurino que tienen las obras de De Castro cuando dibuja y pinta La Fiesta en sus Tardes de Luces.

Muchos retratos, muchas mujeres, muchos financieros o políticos voraces. El rostro humano lo trabaja, lo rasga, tal vez para indicar que el modelo no es tal, si no que lo somos todos. Me ha dicho que él prefiere elegir libremente sus rostros, sin modelos, así nadie dirá que es su víctima; y  así todos seremos sus retratados.

Sus autorretratos merecen estudio especial, no son promesas de rostros, son su rostro y su alma.

Autorretrato triple. Carlos de Castro.

En el “Autorretrato triple” nos recuerda la osadía de Johannes Gumpp, pero a Carlos de Castro lo conocemos y sabemos que es así y siente así. El suyo es un triple autorretrato donde está él, su alter ego y su autorretrato, y nos hace recordar a Wilde y su Retrato de Dorian Gray y preguntarnos ¿cuál de los tres envejecerá mejor? Pero eso sería hacer un inventario notarial de los estragos del tiempo, que De Castro los ha recogido con maestría.

 

 

 

Carlos de Castro

 

 

 

 

 

 

ENTREVISTA A CARLOS DE CASTRO

FC: Al ver tu trayectoria como artista se ven muchas facetas ¿Cómo te definirías, pintor, escritor o qué?

CdC: Mi actividad original ha sido y es la de dibujante, que la ejercí con muy poco rigor desde muy joven, de ahí, y durante mi estancia en Toulouse, Francia,  vino la pintura y la necesidad de enfrentarme a superficies mayores y a utilizar el color como medio de expresión. Bastante más tarde me picó el gusanillo de escribir, más bien comentar los dibujos que iba realizando y que me inspiraban historias, y de ahí surgieron los cuentos, los cuentos ilustrados.

FC: ¿Tus personajes en pintura son modelos reales o pura invención sacada de abstraer la realidad?

CdC:  Mis personajes son pura invención, por suerte o por desgracia no trabajo con modelo y todos los personajes salen de mi imaginación. Estoy orgulloso de hacer una obra de creación en donde no existen otras referencias que las que salen de mi cabeza, en donde bullen personajes, emociones, circunstancias, experiencias, que da el carácter a la obra de un pintor.

FC: Veo en muchas de tus obras algunas “citas visuales” como Romero de Torres o Velazquez, Kirchner, o de Grosz, entre otros ¿Cuáles pintores te han llegado más?

Cuatro mujeres. Carlos de Castro

CdC: Sí por supuesto, mis referencias las llevo siempre pegadas y no puedo quietármelas de encima. Es imposible que no piense en Velázquez cuando observo su pincelada y en sus colores ocres y marrones, es imposible que no piense en Romero de Torres cuando pinto mujeres con guitarra, con el pelo recogido en moños, y caras de mujeres taurinas de embrujo y gracia, mujeres fatales. Recuerdo un cuadro en donde una hermosa mujer con cara de suspense sostiene una pistola, y otra que esconde una navaja de gran tamaño entre su falda. RT pintó el prototipo de mujer española, aunque en España ya hay muchas rubias o por suerte no van armadas. Aparte de ellos como no pensar en los expresionistas alemanes como Kirchner u Otto Dix, o Beckmann, Grosz, Pechstein, sus biografías llenan las estanterías de mi casa. Fauvistas como Derain y como no, en el padre del Arte actual, Picasso por supuesto con el universo de referencias que nos dejó.

FC: Creo que has ilustrado textos literarios ¿qué opinas de esas prácticas artísticas, la ilustración de textos?

CdC: Yo no he ilustrado textos Fernando, yo le he puesto texto a mis dibujos, a esa inspiración que me provocan. Detrás de cada dibujo hay una historia, como detrás de cada cuadro de Hopper hay otra, cada pintor expresa una idea cuando pinta y de ahí la historia. Volviendo a tu pregunta y perdona por la explicación que sin embargo pienso que es importante, sí estoy fascinado en esta actividad nueva que para mí es la de relatar dibujos, es decir escribir cuentos ilustrados, unos más cortos otros más largos, y lo mejor es darme cuenta de que la gente los lee, y esta es la mejor recompensa que un escritor puede obtener, como la mejor que un pintor puede obtener es la de vender un cuadro suyo.

La lechera de burdeos (En temas goyescos)

FC: Los toros, la vida en el Caribe, o personajes financieros han sido temas recurrentes ¿Qué piensas de “la inspiración”?

Tauromaquina I

 

CdC: La inspiración es lo más importante para que la creación de sus frutos. Yo como español estoy muy atado por la cultura de España, además lo digo sin complejos, me fascina la Fiesta de los Toros, el flamenco, el jamón ibérico y el vino tinto. Y de ahí viene mis inspiraciones, pero también mi formación de economista me ayuda a entender el mundo y los momentos delicados por los que pasa. La crisis financiera y toda la tormenta que ha desatado es fuente de continua inspiración para mí. Y de ahí he creado unos personajes que llenan muchos de mis cuadros y varios de mis textos. Personajes astutos y preparados convencidos de que el dinero es lo único que importa, rodeados siempre de bellas mujeres, mansiones deslumbrantes, vida de lujo y ostentación. Así los títulos de mis obras como “El orgullo de los tiburones”, “Celebrando los dividendos”, y las literarias, “Un financiero en apuros”, representan el producto de lo que hablo. Después el mundo taurino ha sido referencia indiscutible de todos los pintores españoles, ya que la Fiesta tiene su lado alegre y colorista y su lado trágico. Y la vida en el Caribe me inspira también, me gusta pintar escenas de mucho movimiento, de gente bailando, riendo, bebiendo, con el mar y las palmeras al fondo.

Narración corta de Carlos de Castro, ilustrada por él mismo.
LA NIÑA DEL MANGO
Siempre ha estado ahí, pequeña, recogida, acuclillada con sus piernas descuidadamente dobladas, sin cambiar un ápice de postura, sobre el duro suelo del mercado de Puerto España. Su piel es mate, negrísima, insensible al sol abrasador, envuelta en un viejo vestido de flores verdes, almidonado, blanquísimo.

La niña del mango. Carlos de Castro

La niña me invita a acercarme a ella, y le pregunto quién es, qué edad tiene, qué hace cuando cierra su viejo chamizo de palma en donde almacena los mangos más dulces del mercado, quién la cuida, de qué mágico árbol recoge esa dulcísima fruta. La niña sonríe con una dentadura inmensa, blanca, perfecta, y me contesta con una mirada curiosa, alargando su mano, ofreciéndome el mango que sostiene en ella, que yo por supuesto compro sin importarme lo que pago.
Los que vengáis a Puerto España no dejéis de buscar a la niña del mango, estará allí para vendéroslo.

Esperando al huracán.

Espalda de mujer. Carlos de Castro

 

Hoja de vida y arte:

Jerusalén 1954.

Licenciado en Economía. Madrid 1981. 

Houston EE.UU diseño y producción de carteles promocionales

Nápoles, Italia. Accademia delle Belle Arti. 1987-1989.

Toulouse, Ecole Superieur de Beaux Arts, Francia. 1991-93.

República Dominicana .1995-2000

Londres ,Royal Academy of Arts. 2000 / 2003

Madrid.

Puerto España, Trinidad y Tobago.

 EXPOSICIONES COLECTIVAS

1992   Salón de Pintura y  poesía. Casa de España. Toulouse. Francia.

1992   Ministerio de Asuntos Exteriores. Madrid.

1993   Museo de Bellas Artes. Colectiva de alumnos. Toulouse. Francia.

1993    IV Florilegio de Artes Plásticas. Saint Jean de L´Union.. Francia.” Cimaises”

1994    de la Escuela  Superior de Comercio. Toulouse. Francia.

1994    Ganador del concurso para el diseño del reloj del Ayuntamiento. Toulouse.

1995    Galería “Le Majorat”. Villeneuve Toulousain. Francia.

2001    Bartley &  Grey. Old Church Road. Chelsea, Londres.

2001    London Royal Academy. Summer Exhibition.

2002    Supermercado del Arte-American Prints. Madrid.

2003    London School of Art. Art on paper Fair.

2003    London Affordable Art Fair. Galería de J.Villanueva.

2003    Longton Street Gallery, Chelsea, Londres.

2003    Gallery 69. Old Church Road. Chelsea, Londres.

2003    Galería Skimo. Madrid.

2004    Publicaciones Europeas de Arte (PEA).Madrid.

2004    Ruiz Vernacci. Madrid.

2004    Jovenart. Madrid.

2004    Encandilarte. Madrid.

2005   Acero y Cristal. Madrid.

2005   Marco Polo. Madrid

EXPOSICIONES INDIVIDUALES

1996    Centro Cultural Español. Republica Dominicana.

1998    Edificio San Pedro. Santo Domingo.

1999   Instituto de Cooperación Iberoamericana. Santo Domingo.

2008. Galería Guayasamín. La Habana, Cuba.

2009. Museo de Bellas Artes. Trinidad y Tobago

 


4 Responses to “Carlos de Castro: Tarde de Luces e Ironías en una paleta”

  1. Hortensia

    Oct 28th, 2012

    Muy oportuno, ese “Esperando al huracán”. No conocía a este artista, auque veo por su escrito que ha expuesto varias veces en Santo Domingo. Muy interesante su trabajo.

    • CARLOS DE CASTRO

      Oct 28th, 2012

      Hola Hortensia,

      Bueno pues ya me conoces, creo que Fernando ha sido lo suficientemente extenso para dar a conocer toda mi obra, y yo le estoy muy agradecido. Tengo proyectos en RD que espero den de hablar.

      Te saludo muy cordialmente.

  2. Carlos de Castro

    Oct 28th, 2012

    Gracias Fernando por tu reseña cultural y tu crítica artística a mi porducción. En conjunto muy aproximada a mi realidad y al imaginario de mis obras.

  3. adolfo lorenzana

    Nov 13th, 2012

    Impactado!.
    Me gustaria conocer mas sobre los hombres de negro. Me resulta familiar el tema y muy apropiado para el momento.
    Carlos dices que no tienes modelos pero yo he reconocido alguna persona en -de que se rien?.
    Quisiera ver mas obra.

Deja un comentario