De Bienales e instalaciones

por el 21/08/13 at 9:25 am

De Bienales e instalaciones

Por Fernando Casanova y Llaca

Mary Shelley creó Frankenstein a partir de una idea puesta de moda por los románticos, de que la ciencia terminaría aborreciéndose a sí misma. En un reclamo del Gólem, le enrostra que “Tú, mi creador, quisieras destruirme y lo llamarías triunfar.” Algo así sucede con quienes insisten en presentar combinaciones de tonterías con ínfulas de contra-arte. En la historia del arte siempre ha habido confrontaciones llevadas hasta extremos sobre qué es arte y qué no. Cuestionamientos argumentales y filosóficos del significado del arte. En RD nos hemos estancado en las instalaciones. Para muestra de lo lejos que se ha llegado, por la cobardía de no llamar las cosas por su nombre, podemos ver la obra ganadora del Gran Premio en la Bienal 2011 de Santo Domingo. Aquello es un esperpento que uno se pregunta si los miembros del jurado comprarían una obra así con dinero de sus bolsillos. Premiarla y pagarla con dinero de otro, del Estado, queda muy rompedor y quienes premian eso se pueden creer que los vemos como gentes muy cultas, sensibles e inteligentes.

En un abrir y cerrar de ojos. Charo Oquet

En un abrir y cerrar de ojos. Charo Oquet

Instalación. Jason Rhoades

Instalación. Jason Rhoades

Hace ya muchísimo tiempo, Marcel Duchamp creó los -ready made-, aquello era parte de un concepto entre surrealismo y dadaísmo en el cual se intentaba un tratamiento de shock al concepto de arte de aquella época. Pero continuar con lo mismo ya no es repetitivo ni aburrido, es oligofrénico. No se trata de no crear y experimentar cosas nuevas, que son parte de la riqueza de la cultura, sino que la continua repetición de lo mismo es casi endogámica. Quienes tratan de hacer ruido con el arte lo que están es enmudeciéndolo con tantas repeticiones de lo mismo. Nunca había sido tan ruidoso el silencioso arte de la pintura como en el siglo XX. Picasso, Dalí, Duchamp, Bretón y todo el concierto de artistas rompedores que hicieron un renacer de la libertad en la creación, pero la tautología de sí mismo en versiones pobres no es buena noticia. Lo que fue un llamado a repensar se ha convertido en inmovilismo.

Fuente. Marcel Duchamp 1917

Fuente. Marcel Duchamp 1917

Un síntoma del daño que se le está haciendo a la creación con la premiación de los mismos bodrios todos los años es el hecho de que en la pasada Bienal, 2011, no hubo propuesta en la categoría de escultura. Y es que es duro para un escultor, que tiene que hacer un diseño en dibujo, moldear, a veces dar color, trabajar muchísimo en detalles y luego invertir dinero en materiales nobles, que ni siquiera le pongan atención a su trabajo porque lo que queda bonito es ser un jurado que selecciona instalaciones de objetos desechables, imposibles de coleccionar, ni de generar ideas, sentimientos o admiración.

ARTICULO PUBLICADO EN EL CARIBE DE FECHA JUNIO 6, 2013 sobre el mismo tema

FORUM

Marcel Duchamp en tiempos de Bienal

Por Fernando Casanova y Llaca

Cuando Marcel Duchamp presentó su “Fuente”, como obra de arte, abrió la Caja de Pandora para las artes. Quienes quieren disfrutar del arte contemporáneo se mantienen constantemente en guardia ante la posibilidad de que les tomen el pelo, lo que conlleva una actitud desfavorable para poder apreciar arte. La incredulidad ante ciertas piezas de arte, no por la pieza sino por la pretensión de pasarla como arte, va muchas veces acompañada de la expresión “Eso lo hace mi hijo pequeño, hasta mejor”.

Damien Hirst. La imposibilidad física de la muerte de un ser viviente 1991.

Damien Hirst. La imposibilidad física de la muerte de un ser viviente 1991.

Duchamp, que en el fondo creía que los artistas no eran más que artesanos engreídos, entendió que el contexto en que se presentaba una obra ¿de arte? era una parte importantísima de la consideración de si era arte o no lo era. Duchamp sabía que el contexto obliga a pensar distinto. Su urinario no es una obra de arte per se, en realidad aquella pieza fue un discurso, no una producción propia. De hecho, el urinario en cuestión fue comprado en una ferretería y se exhibió tal y como fue comprado, salvo la firma pseudonima de R. Mutt y la correspondiente fecha de 1917. Desde el 1917 hasta éste 2013 han pasado casi cien años, son muchos años para que un movimiento artístico permanezca con cierto vigor o vigencia. Sin embargo la esterilidad artística de estos tiempos mantiene vigente aquella provocación de Duchamp, de que el contexto hace al objeto. Son nuestras debilidades las que hacen fuerte al otro. Seguir con ese discurso, y peor aún, haciendo piezas pensando que se produce arte en la misma línea de aquella “Fuente”, es la idea opuesta a lo que le pudo haber pasado por la cabeza al ajedrecista.

Malevich. Cuadrado negro sobre tela blanca.

Malevich. Cuadrado negro sobre tela blanca.

Kandinsky. Composición IV

Kandinsky. Composición IV

Kandinsky escribió un ensayo “De lo espiritual en el arte”, en donde lleva el concepto de arte, sobre todo en la plástica, que era su fuerte, a los mayores niveles de abstracción; al extremo de querer que fuera música. Un arte que le quería poner “espíritu” al objeto a crear. Pues eso es lo que le falta a las instalaciones de objetos encontrados: espíritu. Y lo que le sobra es engreimiento, como es el caso del ultimo premio en la Bienal de Santo Domingo a “En un abrir y cerrar de ojos”, que al abrirlo uno se da cuenta de que es un Jason Rhoades venido a menos.

Es bastante corriente la justificación de una obra porque esa obra fue la primera que se hizo así. Eso es, es una justificación para una pieza provocadora y que calienta el discurso artístico. ¿Un cuadrado negro sobre una tela blanca es la revolución del arte? No, es una tela blanca con un cuadrado negro.

Circa, PR -2008

Circa, PR -2008

9 Responses to “De Bienales e instalaciones”

  1. MANUEL TORIBIO

    Jun 11th, 2013

    Aprecio la reflexión que hace al respecto del asunto en cuestión.
    Es importante que al respecto se reflexiones en profundidad: cuáles son los criterios de selección, la política de adquisición, la filosofía del Estado al respecto de este certamen, que independencia hay de quienes premian y quienes participan, que hará el Estado estas “obras” que no se revisten de patrimonio, muchos otros detalles más.

  2. thomas

    Jun 13th, 2013

    Regarding Damien Hirst, the renowned art critic Julian Spalding said that Hirst’s works “have no artistic content and are worthless as works of art”. In other words, it is not just bad art, but not really art at all.
    The world has become surreal when there is a shared belief that these non-art creations are in some way interesting or commendable. Thank you Fernando for having the courage, like Spalding, to speak the truth. I sincerely hope that art students will understand that real art is learning to draw like Pontormo rather than merely displaying the rotting head of a dead animal.

  3. Arsene Lupin

    Jun 15th, 2013

    La Bienal Nacional de Artes Plásticas es excluyente. El concurso de Arte E.León Jimenez, peor todavía. Son certámenes en que algunos “grupitos” que existen en nuestro país son premiados por sus amiguitos pseudo críticos de bajo nivel que creen que porque fueron al MOMA una vez o trabajaron dos semanas en una galería en NYC ya son especialistas en arte sin nunca en su vida haber agarrado un pincel. La última bienal Nacional del MAM me dió la impresión de que para un artista poder ser tomado en cuenta en la selección debe hacer instalación o performance o ser gay. Si no eres una de estas tres cosas olvidalo, nunca te mirarán. La República Dominicana es mucho mas de lo que se muestra en estos certámentes. Pero tú, artista, consuelate con saber que Picasso, el monstruo de Malaga, nunca perdía su tiempo mandando su trabajo estos bobos salones de arte.

  4. Marcia Guerrero

    Jun 17th, 2013

    Siempre he tratado de tener una actitud abierta hacia las biennales nacionales ,no imparcial porque no puedo, pero he de confesar que ante algunos premios y su justificacion he sentido que todo lo vivido y hecho a servido de poco. Me queda el consuelo de hacer lo que siento y de hacerlo con Fe.

  5. Maurice Cronchet

    Jun 18th, 2013

    Cualquiera que haya destruido un prejuicio, un solo prejuicio, es un bienhechor de la humanidad. Gran parte del arte de nuestra época está prejuiciado contra el hacer las cosas bien, de ahí que se produzca tanta basura. Gracias por romper prejuicios al escribir este articulo de prensa.

  6. luis amor y valdes

    Jun 27th, 2013

    Los llamados “”jurados seleccionadores”” y las “”curadurías”” han perdido el rumbo, se han salido de cauce. Sus pretensiones les han llevado a creerse la nueva casta sacerdotal del arte. El ARTE no necesita ni castas, ni sacerdotes, solamente necesita artistas libres y conscientes.Pero el papanatismo reinante les hace caso y así nos va. Las últimas Bienales son bienales sí, pero de qué?

  7. Hiram Lora

    Ago 22nd, 2013

    No participe como visitante ni vi lo que se ha estado criticando pero si puedo opinar por lo que he leido en multiples medios; recuerdo las bienales que realizaba sivano lora, el las llamaba alternativa, si no estoy equivocado, y era una forma de expresar y dejar exponer aquellas obras negadas por los diferentes jurados de las bienales realizadas…que ha pasado con esta y los artistas que participaron? el legado de silvano lora es mas que necesario en esta epoca para los artistas exluidos como forma de protesta y exposicion.

  8. Lazaro Vendrell

    Oct 20th, 2013

    Hasta en el Arte estamos divididos,como Sociedad no podemos seguir con esta tendencia, pues si seguimos asi el enemigo,de nuestro Pueblo,que son los grandes intereses economicos y politicos,la delincuencia en sus diferentes vertientes,el egoismo,el servilismo,el oportunismo,el entreguismo y todos aquellos que quieren mantener a nuestro pueblo,en el oscurantismo y la miseria degradante que mantienen,a un gran segmento de nuestra poblacion alejado de las facilidades minimas para poder tener una vida digna y decorosa,la unidad del pueblo es necesaria para poder echar del poder a aquellos que quieren eternizar la desgracia del Dominicano.

Deja un comentario