¿Surrealista quién? El Bosco, un mundo por conocer.

por el 05/08/16 at 2:14 pm

Banderolas en Madrid sobre El Bosco.

Banderolas en Madrid sobre El Bosco.

¿Surrealista quién? El Bosco, todo un mundo por conocer.

Hieronimus Bosch de Taschen.

Hieronimus Bosch de Taschen.

 

 

 

 

 

 

 

El Noordbrabants Museum y el Museo del Prado están presentando hasta septiembre del 2016 la mayor exposición de El Bosco de la historia. Este año se celebra, o se lamenta, el quinto centenario de su muerte. Es pues tiempo de retomar a este artista de trascendencia universal y atemporal.

El Bosco en El Prado

El Bosco en El Prado

Alberto Durero escribió “…Guárdense mucho los autores de hacer algo imposible, de desfigurar la naturaleza; salvo que su tarea fuera realizar una imagen onírica, en ésta pueden mezclar todas las cosas…” El 2013 fue un año cargado de exposiciones surrealistas. El Reina Sofía, el museo Thyssen y la Fundación Juan March hicieron exposiciones importantísimas sobre el surrealismo. También se publicaron varios Libros: El Surrealismo antes del surrealismo y El surrealismo y el sueño. En Junio de 2014 Iván Tovar inauguró su “Antológica” en el Museo de la Fundación Granell de Galicia. Pero ¿fue André Bretón quien fundó el surrealismo? Si nos vamos a la producción surrealista vemos que Jerónimo Bosch, El Bosco, es el gran Señor Surrealista, el no va más de lo surreal.

El Jardín de las delicias,. Entrada al infierno. (Panel derecho, superior derecha, detalle) Oleo/madera. El Prado

El Jardín de las delicias,. Entrada al infierno.
(Panel derecho, superior derecha, detalle) Oleo/madera. El Prado

El Jardín de las delicias (Panel derecho, detalle) óleo/madera. El Prado

El Jardín de las delicias
(Panel derecho, detalle) óleo/madera. El Prado

El Jardín de las delicias es quizás uno de los cuadros que más atrae visitantes al Museo del Prado. Es un cuadro que no se ve de pasada, como hacen la mayoría de los visitantes de museos ante otros cuadros, apenas segundos ante una obra; con el Jardín de las delicias hay que frenar obligatoriamente. ¿De dónde sale tal iconografía? Estamos hablando de finales del año 1495 más o menos. El Bosco, todo un mundo por conocer.

Por el 500 aniversario de la muerte del pintor, la editora de libros de arte Taschen acaba de publicar un hermosísimo libro que reúne la obra completa del holandés alucinado. Stefan Fischer, historiador de arte y experto en la obra de Del Bosco, ha sido el encargado de acercarnos al ingenio pictórico. Desde un análisis de las representaciones figurativas y escénicas conocidas como drolleries, que utilizan monstruos y seres grotescos para ilustrar los pecados y el mal, hasta los híbridos tradicionales de hombre y bestia -centauros y criaturas mitológicas como unicornios, diablos, dragones y grifos-, mezclados con monstruos surgidos de la febril mente del pintor.

La tentación de San Antonio. Oleo/panel

La tentación de San Antonio. Oleo/panel

El Jardín de las delicias (Panel derecho, detalle) Oleo/madera. El Prado

El Jardín de las delicias
(Panel derecho, detalle) Oleo/madera. El Prado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la actualidad, solo 20 pinturas y ocho dibujos se atribuyen con total certeza a la mano de Del Bosco. En el libro se pueden apreciar a través de reproducciones de alta calidad y ricas en detalles. Un enorme desplegable de más de 110 cm de anchura de El jardín de las delicias, el libro propone un recorrido artístico que cuenta con extensas introducciones en las que Stefan Fischer explora qué elementos del Bosco y de su obra hicieron de él una figura tan influyente. Los orígenes familiares y las primeras obras del pintor, su ascenso social y artístico y un amplio estudio de Las tentaciones de San Antonio, El jardín de las delicias y El juicio final, junto a sus obras tardías se despliegan en las 300 páginas del libro.

Detalle. El Jardín

Detalle. El Jardín

El Bosco como nunca antes se había visto (NP de TASCHEN)

Descifrar las alegorías de la compleja y fascinante obra de El Bosco

En medio del clima artístico con tendencias realistas del gótico tardío y el Renacimiento temprano, el pintor holandés Jerónimo Bosch, El Bosco (aprox. 1450-1516), constituyó una extraordinaria anomalía. Sus pinturas están pobladas de escenas grotescas protagonizadas por seres fantásticos que sucumben a toda índole de fantasías, angustias y anhelos humanos. Una de sus grandes genialidades fue tomar las representaciones figurativas y escénicas conocidas como drolleries, que utilizan monstruos y seres grotescos para ilustrar los pecados y el mal, y trasladarlas de los márgenes de los manuscritos miniados a pinturas en retablos de gran formato. Junto con los híbridos tradicionales de hombre y bestia, como los centauros, y criaturas mitológicas como unicornios, diablos, dragones y grifos, encontramos también incontables monstruos surgidos de la imaginación del artista. Muchas escenas secundarias ilustran proverbios y frases hechas de uso común en tiempos de El Bosco. En el tríptico La tentación de san Antonio, por ejemplo, el artista retrata al demonio mensajero calzado con unos patines de hielo, reflejo de una expresión popular: el mundo «patinaba sobre hielo», es decir, se había desviado del camino correcto. El Bosco fue especialmente innovador en la traslación pictórica de proverbios. 1910519_123070380175_6002_n

El Jardín de las delicias (Panel central, detalle superior izquierda). Oleo/madera. El Prado

El Jardín de las delicias
(Panel central, detalle superior izquierda). Oleo/madera. El Prado

 

La obra de El Bosco (cuyo nombre era en realidad Jheronimus van Aken) ha sido objeto de profusas copias e imitaciones: de hecho, el número de obras de discípulos de El Bosco que ha llegado hasta nosotros supera en más de diez veces la producción del propio maestro. En la actualidad, solo 20 pinturas y ocho dibujos se atribuyen con total certeza a la mano de El Bosco, quien continúa siendo considerado un visionario, retratista de sueños y pesadillas, además del pintor por antonomasia del averno y sus demonios.

El presente libro, publicado con motivo del próximo 500 aniversario de la muerte del pintor, incluye nuevas fotografías de obras restauradas recientemente y abarca el conjunto de la obra del artista. Descubra el ingenio pictórico de El Bosco en maravillosas reproducciones, ricas en detalles, y en un enorme desplegable de más de 110 cm de anchura de El jardín de las delicias. Stefan Fischer, historiador del arte y reconocido experto en la materia, explora qué elementos de El Bosco y de su obra hicieron de él una figura tan influyente.

Triptico El Jardin de las delicias. El Prado

Triptico El Jardin de las delicias. El Prado

Sobre el autor:

Stefan Fischer estudió historia del arte, historia y arqueología clásica en Münster, Ámsterdam y Bonn. En 2009 concluyó su tesis doctoral sobre El Bosco, titulada Jerónimo Bosch: la pintura como visión, instrumento adoctrinador y obra de arte. Sus especialidades son la pintura holandesa de los siglos xv a xvii y la musicología.

Visita de los magos, detalle.

Visita de los magos, detalle.

Portada del Libro.

Portada del Libro.

 

Todo el Bosco está lleno de símbolos y creencias de la época en que vivió. Los siete pecados capitales, sobre todo la lujuria, fueron parte importante de su producción por lo que conocer algo de quienes simbolizaban esos pecados capitales es una herramienta importante para entender a El Bosco:

-A la lujuria le correspondía Asmodeo, quien habría engendrado miles de hijos demoníacos con Lilith, la mitológica primera mujer de Adán.

-El demonio de la gula era Belcebú, uno de los príncipes de las tinieblas.

-Mammon era el señor de la avaricia. El nombre en hebreo puede traducirse como tesoro, dinero o riqueza.

-A la pereza le adjudicó al temible Belfegor, responsable de llevar a los hombres a un camino de desidia prometiendo riquezas sin esfuerzo.

-Amón fue el demonio de la ira. Capaz de conocer el pasado y el futuro, era el responsable de vigilar a quienes habían pactado con el diablo.

-Leviatán era el príncipe de la envidia. Era representado como un monstruo marino, posiblemente una encarnación de la serpiente que tentó a Adán y Eva en el paraíso.

-Lucifer, el ángel desterrado de los cielos por desafiar el poder de dios, fue considerado el demonio de la soberbia.

 

Vínculo al artículo publicado por Taschen sobre la exposición de El Bosco en España:

http://masdearte.com/el-noordbrabants-museum-y-el-museo-del-prado-presentaran-en-2016-la-mayor-exposicion-de-el-bosco-de-la-historia/

2 Responses to “¿Surrealista quién? El Bosco, un mundo por conocer.”

  1. Luna

    Jul 15th, 2014

    Importante y hermoso artículo. El Bosco es moderno hasta en su paleta, ¿se puede conseguir ese libro aquí?.

  2. Susan

    Jul 18th, 2014

    ¡¡ Que cosa tan bonita ¡¡ me encanta.

Deja un comentario