Caricaturas en la “era” de Harold Priego, In memoriam.

por el 26/01/16 at 8:32 am

 

Caricaturas en la “era” Harold Priego, In memoriam.

 

Diógenes y Boquechivo. Harold Priego

Por Fernando Casanova y Llaca

El que no existan leyes, ni reglas obligatorias para el arte es una ventaja, y de ahí viene su nobleza y su enriquecedora vitalidad: ¿las viñetas o caricaturas de periódicos y revistas son arte? Esas producciones, para consumo colectivo, están en el punto en el que muchos no saben si son pasquines políticos, obras de arte o simplemente maledicencias de los medios que las publican.

Snoopy. George Schulz

A la caricatura, don Emilio Rodríguez Demorizi la encierra en la siguiente definición “La caricatura, representación plástica o gráfica de una persona o de una idea, bajo su aspecto ridículo o grotesco, cuya fuerza estriba en los elementos más característicos de la persona, idea o cosa representada”. Creo que como definición para un examen de periodismo o literatura quizás valga esa definición, pero la caricatura o viñeta humorística es muchas más cosas. La caricatura con chispa, llena de vitalidad y significado de ayer quizás hoy necesite una larga nota para ser explicada y contextualizada, porque su fuerza y éxito residió en lo grave del momento y en su capacidad de expresar lo que otros no se atrevían a decir o no podían. Un dibujo intencionado, con unas breves palabras sirven de desahogo colectivo ante situaciones hirientes o de abusos del poder de cualquier tipo. Pero aparte de la importancia del momento y de la capacidad de transmitir un sentimiento colectivo con las que se presentan las viñetas o caricaturas, está el dibujo y el dibujante. Sólo aquellas caricaturas en las que hay un gran dibujo, de calidad, son las que permanecen sin necesidad de explicaciones y largas notas históricas.

Cristo con máscara de gas 1926. Georg Grosz

Ahí vienen “ellos” 1931. Georg Grosz

Tal es el caso de “El cristo con careta contra gases” hecho en 1926 por Georg Grosz. Esa caricatura motivada en la sensación de desastre próximo después de la primera guerra mundial e inspirada en “La crucifixión” de Mathis Grünewald, parecería irreverente, pero además de un dibujo pulcro, con fuerza, es la obra de un artista que muestra la crueldad de las guerras  que aún en nuestros tiempos sigue vigente. De hecho en éste mismo mes de Julio 2012 pudimos ver a los judíos israelíes comprar máscaras antigas por temor a los ataques de los musulmanes iraníes. En el caso del dibujo de Grosz es un producto artístico de calidad y fuerza por sí sólo, sin necesidad de texto o contexto. En el 2007 hicieron en Valencia una exposición fantástica sobre dos caricaturistas de los períodos de las dos grandes guerras, En ella se pudo ver las obras más representativas de G. Grosz (1893-1959) de un satirismo salvaje, y de Bagaria (1882-1940) con una ironía brutal. Las piezas recogidas en la muestra son la expresión de una crítica certera a la burguesía y los sistemas de gobiernos tiránicos de entonces. Los dos artistas conocieron la censura, el exilio y la persecución por el contenido de sus obras, Grosz y Bagaria fueron los precursores que sentaron las bases de la caricatura y el dibujo moderno como formas de denuncia social. Muchas veces es mejor tratar un tema demasiado serio, con la luz de una caricatura, ayudados del humor, y no de la razón; recordemos el dibujo de Goya “El sueño de la razón produce monstruos”. Cuando nos ponemos demasiado cerebrales y creemos que sólo la razón, la ciencia o la religión son los que pueden poner orden en nuestras cabezas, es cuando se producen los monstruos más terribles. Los sueños y delirios de grandeza necesitan de un médium que nos haga poner los pies sobre la tierra, tierra que tarde o temprano nos cubrirá y nos hará polvo originario. Los Estados Unidos contaron con la acidez y certeza política de Herbert Block

Herbert Block sobre Nixon y el Watergate.

Herbert Block sobre Nixon y el Watergate.

Mafalda. Quino

En Argentina surgió el fenómeno MAFALDA, creada por Quino. Mafalda ha trascendido fronteras e idiomas, es un referente sobre la ironía ácida que se puede tener sobre temas universales. Algo parecido sucedió con Snoopy, del norteamericano Charles Schulz.  En España es inmensa la producción de caricaturas y dibujos, tantos que se han hecho parte de la sociedad. Francisco Ibáñez, el creador de los personajes Mortadelo y Filemón es legendario y hasta una película de gran éxito ha hecho con sus personajes. En estos momentos de crisis en España uno de los más visto es El Roto, y es terriblemente deprimente, es lo opuesto al humor. Quino, con Mafalda, era igual de ácido, pero conseguía ser divertido. Pero España es muy suya, grande y libre, y merece un artículo particular sobre el tema, pero en otro momento.

LA CARICATURA Y EL DIBUJO HUMORISTICO EN DOMINICANA

General haitiano. Domingo Echavarría

Don Emilio Rodríguez Demorizi hizo una compilación excelente sobre “Caricatura y dibujo en Santo Domingo”, editado por Taller en 1977. En ella destaca de forma estelar la producción del periódico El Lápiz. Nos dice Rodríguez Demorizi que la primera caricatura propiamente dominicana apareció en el periódico El Dominicano en 1845, o sea apenas un año después de nuestra independencia. Dicha caricatura fue creada por Domingo Echavarría y representa a un general haitiano en marcha, recargado de galones, en contraste con sus rústicas sandalias, lo que correspondía a la realidad y verdad de entonces, porque al soldado haitiano en aquella época le preocupaban más los galones que los zapatos. Algo parecido sucede ahora con los coroneles y generales dominicanos, que uno no sabe de dónde habrán sacado tantas chapitas para rellenar el pecho de sus chaquetas.

El periódico El Lápiz fue, sin lugar a dudas, el periódico más rico en caricaturas y dibujos. El Lápiz era un medio gráfico, literario y artístico, que utilizó ampliamente el recurso de las caricaturas como forma de llegar a más lectores. Hay que recordar que muy pocos sabían leer. Ramón Frade era su dibujante, según su mancheta. Recordemos que Frade residió en Santo Domingo para esas fechas y que fue discípulo de Sisito Desangles. Otros medios como El Nacional, del 1894, utilizaron la caricatura como arma política, en el caso de El Nacional se cebaron particularmente contra Buenaventura Báez. La mayoría de sus viñetas eran obra de Juan Francisco Pellerano.

Saul Steinberg

Saul Steinberg

Concho Primo 1919. Bienvenido Gimbernard

Concho Primo fue la figura creada por la imaginación popular, pero al que Gimbernard dio corporeidad al caricaturizarlo. El Conchoprimismo ha quedado en la memoria colectiva como un tiempo bobo que va desde la muerte del presidente Mon Cáceres (1911) hasta la intervención norteamericana de 1916. “Concho primo” personifica al general, que cual cacique mandamás de su región, dominó en las muchas contiendas civiles de entonces. Eran tiempos de un primitivismo político regional que se regó por todo el país, tras la desaparición de la mano dura de Mon Cáceres, algo parecido a lo que pasa en España con las Autonomías tras Franco. Una metáfora del personalismo y liderazgo local,  sin instituciones, supeditando todo a la voluntad del caciquito local, cual reinos de Taifas.

Cachafú. Teddy Peguero

Ya más cercanos en el tiempo tenemos a Saul Steinberg, un judío que llegó a Santo Domingo huyéndole a los nazis, y que trabajó en La Nación. Importantísimo fue Príamo Morel, con una amplia variedad de temas y personajes, así como en los medios para los que trabajó. A comienzos de los años 60 una revista importante lo fue Cachafú, aparecida después de la muerte de Trujillo, que no era ni de derechas, ni de izquierdas, sino Manca. El fuerte de Cachafú eran sus viñetas políticas y deportivas. La responsabilidad de su creación, en el 1962, era de Pedro Gil Iturbides, Francisco Álvarez Castellanos, Virgilio Alcántara, Juan José Ayuso, Moisés Blanco Genao, Luis Augusto Caminero, y Teddy Peguero.

Otros artistas que se han destacado haciendo caricaturas y dibujos de personajes, además de “arte serio”, son Luis García Ximpa, el maestro Ramón Oviedo, Harold Priego, Ada Balcácer, Teddy Peguero, Joaquín de Alba (Kin), Antonio Bernard (Tom), Miche Medina, Roger Estévez y José Mercader, Cristian Hernández, Daddy Romero y Ramón Sandoval entre otros.

 

Boquechivo y Diógenes. Harold Priego

Y ahora, dando un salto enorme, tenemos al omnipresente Harold Priego, lo de omnipresente no por Omnimedia, sino porque sus viñetas aparecen en los principales periódicos dominicanos, y no sólo en los periódicos, también en televisión, y anuncia que hasta en cine tendremos a Boquechivo. Harold Priego viene de una casta de artistas, su padre fue el escultor Joaquín Priego, y su abuelo materno fue el pintor García-Godoy. Además de caricaturista es un gran pintor que utiliza cualquier medio para expresarse. También ha sido director creativo de publicitarias importantes.

Diógenes “conceptualizando”. Harold Priego

Los Turpenes

El personaje estrella de Priego es “Boquechivo”. Cuenta Harold que el origen de Boquechivo viene de la encomienda que le hiciera don Rafael Molina Morillo para que hiciera un personaje citadino local, y se le ocurrió el de Don Bartolo, un profesor cincuentón que vive en la Zona Colonial y, como a los personajes de esa zona, siempre le están sucediendo cosas o comentando todas las noticias y sucesos. A ese personaje le surgieron, como algo natural, Diógenes, un mendigo filósofo y contradictor de todo; su imagen o viñeta es muy parecida al físico de Harold, es como una especie de alter ego, y también surgió Boquechivo, ingenuo, humilde, sin escuela; pero buena gente y a veces hasta muy torpe. También está Tulio Turpén, el prototipo de ministro de cualquier cartera que hace muchas obras y cobra muchas comisiones.  Estos personajes han tenido una aceptación total después que comenzaron a salir en el periódico Diario Libre.

Diógenes y Tulio Turpén. Harold Priego

 

Boquechivo es citado en discusiones y reuniones de “intelectuales” como hacedor de verdades absolutas, y es que está tan bien pensado que a Boquechivo nos lo podemos encontrar en cualquier esquina del país. Inés Aizpún, subdirectora de DiarioLibre nos ayuda con el tema de Harold/Boquechivo y nos dice “Boquechivo es, como caricatura, la prueba de que un dibujo puede ser el editorial de un periódico.

Yuleidy ya se ha quedado en el habla popular como un calificativo. Todos sabemos qué implica ser una Yuleidy y las reconocemos hasta en la calle. Boquechivo parece vivir en todos los estratos sociales dominicanos, que son muy particulares y muy impermeables a mezclarse. Sabe que los pobres se ríen de los ricos, que los ricos ignoran a los pobres, y se ríe de los que pasan de un lado a otro de la “frontera”.  Boquechivo/Harold Priego, siendo dominicano, por supuesto, adora la política. Y aunque los critica, a los políticos, no los desprecia. Se sabe relacionar muy bien con ellos. Ninguno se ofende, a pesar de que les canta las 40 muy a menudo. De hecho, incluso cuando se ríe de ellos, llaman para pedir que les mandemos una copia!!!! Para Diario Libre es un punto de referencia. Una de las secciones más leídas, y que despierta verdaderas pasiones. Además, está muy bien dibujada, una tira cómica tiene que ser atractiva visualmente además de inteligente. Los periodistas ya nos hemos acostumbrado a que nos digan “yo empiezo Diario Libre leyendo Boquechivo”. Nosotros también.”

Diógenes y Boquechivo en la Esquizofrenia. Harold Priego

 

Yuleidy en malas

 

18 Responses to “Caricaturas en la “era” de Harold Priego, In memoriam.”

  1. Mirtha Ditren

    Ago 6th, 2012

    Yo entro todos los días, y realmente entro para leer Boquechivo primero y los titulares. Pero la verdad es que entro para leer Boquechivo.

    • luimarther

      Feb 3rd, 2013

      para mi la muerte del autor de boca de chivo ha sido de pesar porque yo hacia lo mismo que muchos, me enteraba de la actualidad noticiosa de su resumen caricaturesco.(era como la nota editorial). espero que no dejen caer la etapa de la caricatura que el inicio (parecida al cachafu, pero mejor). Esperemos que sus familiares apoyen que este proyecto no muera con la desaparicion fisica de H. Priego, aclaro fisica los grande no mueren. !que no mueran sus personajes y quienes asuman la responsabilidad de mantenerlo que lo hagan a la altura de Priego.

  2. Mirtha Ditren

    Ago 6th, 2012

    Christian Hernandez tiene muchos años tambien en diversos medios haciendo caricaturas de todo tipo.

  3. ariel

    Ago 9th, 2012

    Tambien faltaron ahí Daddy Romero, que fue caricaturista en el periodico EL DIA, y Ramón Sandoval que hacía una llamada cotorreando en el desaparecido ULTIMA HORA.

  4. Edwin

    Ago 10th, 2012

    Cristian hernandez (Cristiam caricaturas) es muy bueno tambien.

  5. Jenny

    Ene 27th, 2013

    R.I.P Harold Priego, nos vas a hacer mucha falta.

  6. EGGARD BORIS DAVID ALT.

    Ene 27th, 2013

    soy coleccionista de diogenes y boquechivo estoy muy apenado por la muerte de su creador ese era mi principal entretencion no se que hacer con esta fatal noticia solo me queda sentarme a leer todos los recortes que tengo de la caricatura ,,,es cierto que las cosas buenas no duran ….!!!!!!!!!!!! que pena !!!!!!!!!!!! E.P.D

  7. MANUEL TORIBIO

    Ene 27th, 2013

    Sin duda este artículo se convierte de inmediato en documento de referencia para el estudio profundo de esta manifestación artístico-periodística.

    Al comienzo, la pregunta de “…si son arte” queda abierta. Y me arriesgo a decir que la singularidad de una buena caricatura producida en un contexto impactante, tendrá a corto o largo plazo no solo un valor estético-artístico si no de mercado. Si en nuestro medio no lo han alcanzado no es por la caricatura en sí, es mas bien por nuestra idiosincrasia a connotar la importancia de nuestro valores.

    Una caricatura de Domingo Echavarría, Copito Mendoza (creo que le faltó), o el mismo Bienvenido Gimbernard, aportan un valor tan significativo a nuestra cultura, como las obras mismas de Desangles y Urdaneta, (salvando la proporción del valor monetario), por el valor semiótico que aún trasmiten.

    Gracias Fernando, pues aunque lamentando el contexto de la pérdida de Harold, este documento hacía mucha falta.

    Saludos.

  8. MANUEL TORIBIO

    Ene 27th, 2013

    De igual forma es oportuno acotar la obra de Daumier en la historia, por la crítica a la burguesía francesa la cual ironizó hasta en escultura; Gustave Doré, más sofisticadas y elaboradas que de igual forma encajan con el perfil de Harold, que siendo artistas, buenos dibujantes, hicieron de la caricatura una extensión de su obra empapada de humor.

  9. Caricature « ART

    Ene 28th, 2013

    […] http://artelibre.diariolibre.com/?p=921 Share this:ShareLike this:LikeBe the first to like this. […]

  10. José Pérez

    Ene 29th, 2013

    El articulista olvidó incluir entre los caricaturistas a David Morales del vespertino Última Hora, en los años 70.

  11. Isabel Mejia

    Ene 30th, 2013

    Que pena persona asi mueran, me respeto por siempre para Harold Peiego.

  12. 诱惑看护

    Abr 20th, 2013

    逐句地看完这个文章以后,我的心久久不能平静,震撼啊!为什么会有如此好的文章!…

    逐句地看完这个文章以后,我的心久久不能平静,震撼啊!为什么会有如此好的文章!…

  13. Sonia Andújar

    Ene 26th, 2016

    Guau, este trabajo es un estudio sobre el genero de las caricaturas. Gracias.

  14. Rosalba Hernandez

    Feb 3rd, 2016

    En alguna ocasión leí, que mirando las caricaturas de un país, se puede leer el sentido del pensamiento y la cultura de un pueblo, y casi puedo creer que es así. Porque la caricatura es una de las vertientes (retrato) del dibujo más difíciles y complejas, técnica y conceptualmente. Además de tener un buen dibujo hay que ser un conocedor muy amplio socialmente, para poder captar la imagen apropiada para llevar un mensaje, que nunca le debe de faltar el humor. ¿Y quién tiene humor? Dentro de ti debes ser un gran humorista para poder trasmitir humor. La caricatura debe llevar un mensaje, normalmente irónico, y cuidado de no escoger la imagen asociada, a lo que desea decir. Sin humor no se puedo vivir!! .Debo decir que la caricatura es algo socialmente tan fuerte, que lleva a la gente a veces a lo irracional como el caso reciente en Francia. Gracias Fernando, por este artículo, gracias eterna a Harold Priego, por ¨boquechivo¨, a Quino por ¨mafalda¨, y a tantos otros que han sacado una risa en momentos difíciles.

Deja un comentario